DIOS ES UN CHISTE, Juan Abarca

0


JUAN ABARCA, Dios es un chiste, Ven y te lo cuento, Barcelona, 2011, 176 páginas.

**********
CENA CHINA A DOMICILIO

   Llama al restaurante chino y pide comida a domicilio. Pide lo que te apetezca y, mientras lo haces, imagina que el hombre que te atiende está siendo amable por inercia, por corrección. Está siendo amable porque le toca ser amable, pero está sometido a una presión enorme. Las circunstancias lo tienen atenazado, asfixiado. Le comen las deudas, la presión social de su entorno y también la del mundo exterior. Mientras apunta los rollitos de primavera y el arroz con gambas, un sudor frío le congela el rostro, y sus piernas se agitan muchas veces con movimientos breves y rápidos, en una convulsión insoportable. Te está atendiendo, pero lo que necesita realmente es colgar sin más explicación y salir a la calle a gritar, a dar golpes a las paredes, a los coches, a asustar a la gente con una mirada por fin sincera. Te van a traer el encargo con puntualidad, pero el tipo que te atiende al teléfono se siente crispado, vacío, violento, desesperado. Se siente como si ya hubiera muerto. Nunca se sintió peor. Quizá luego se calme, se marche a su casa y mañana será otro día, pero quizá no pueda librarse de sí mismo y se trague un frasco de somníferos y una botella entera del licor de hierbas que tiene tan al alcance de la mano. Quizá sea la última vez que hables con él, y nunca lo sabrás porque para ti los chinos son todos iguales. Misma cara, misma voz y misma simpatía detrás de la cual nunca sabrás qué demonios ocultan.

CITAS SOBRE LOS LIBROS, LA ESCRITURA Y LA LECTURA, Bart Van Aken & Gert Dooreman

0


BART VAN AKEN & GERT DOOREMAN, Citas sobre los libros, la lectura y la escritura, Editorial Gustavo Gili, Barcelona,2017, 208 páginas.

**********
Subtitulado Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca, contiene cien citas presentadas con originales grafismos de Dooreman.
********** 


Ein Buch muß die Axt sein für das gefrorene Meer in uns.

   Franz Kafka (1883-1924) fue un escritor de novelas y relatos en lengua alemana. Considerado universafmente como uno de los autores más influyentes del siglo XX, fue fuente de inspiración para creadores como Albert Camus, Jean-Paul Sartre y Gabriel García Márquez. Tras concluir su formación en leyes, Kafka empezó a trabajar para una compañía de seguros.
   En sus ratos libres se dedicaba a escribir relatos. Con el tiempo se dio cuenta de que esta era su verdadera vocación y durante el resto de su vida lamentó tener que dedicar tanto tiempo a su trabajo. Solo unas pocas de sus obras se publicaron en vida del autor. Sus obras más conocidas, El proceso, El castillo y La metamorfosis, vieron la luz póstumamente gracias a la mediación de Max Brod, quien ignoró los deseos de Kafka de destruir todos sus manuscritos.

DESNUDA LUZ DEL TIEMPO, María Ángeles Manzano Romera

0


MARÍA ÁNGELES MANZANO ROMERA, Desnuda luz del tiempo, Polibea, Madrid, 2017, 92 páginas.

**********
Este poemario contiene, en su sección Soledades, un conjunto de textos vertidos sobre el molde métrico del haiku.

**********
Rincón de nieve.
La tibia flor de marzo
aún no rompe.

EN LOS SENDEROS DEL BOSQUE, Francisco Basallote

0


FRANCISCO BASALLOTE, En los senderos del bosque, Sociedad Vejeriega de Amigos del País, Vejer de la Frontera, 2008, 96 páginas.

**********
El volumen incluye acuarelas realizadas por el autor para acompañar y dialogar con sus propios haiku.

**********
En el arcén
una mancha violeta,
florece el cardo

CUATRO MENDRUGOS DE PAN, Magda Hollander-Lafon

0


MAGDA HOLLANDER-LAFON, Cuatro mendrugos de pan, Periférica, Cáceres, 2017, 116 páginas.

**********
Los profesores Nathalie Caillibot y Régis Cadiet en Nota histórica (pp. 135-151) relatan brevemente la terrible peripecia vital de Magda Hollander-Lafon de la que surgió el proyecto pedagógico que se concretó en la película L’humanité ou la mémoire d’Auschwitz. El lector recorrerá con la autora el camino que la llevó De las tinieblas a la alegría.
**********

LOS PIOJOS

   Recuerdo esos minúsculos bichos traicioneros y tenaces que me incordiaron, picaron y devoraron durante meses.
   Son de diferentes tamaños, colores y familias. Los hay negros, bien hermosos, de los que se desplazan con pereza pero que no se detienen si no es para clavar la trompa en el lugar elegido. Los blancos, transparentes y menudos, se apiñan en las costuras de la ropa. Los otros, de cabeza rubia y barriga negra, ágiles y voraces, se acomodan en nuestras heridas y se deleitan sin preocuparse de nosotros.
   Nunca me aburro en su compañía: si uno de los grupos se ha saciado, otro vuelve a tener hambre y toma el relevo. Los piojos están presentes día y noche. Con el tiempo y la costumbre se hacen indiscretos. Llevan su audacia al punto de pasearse por la nariz y la barba de los SS, que no pueden tolerar tal imagen, como almas de élite que son, limpias por excelencia. Se impone una buena sesión de desinfección.
   Desnudas y temblorosas, con los paquetes de efectos personales apretados contra el cuerpo, nos devora un inmenso vientre de cemento. Un tonel para la ropa, una ducha fría para nosotras y luego, a desfilar ante una bomba de bicicleta que escupe una niebla blanca. Un bombazo a la izquierda, otro a la derecha y salimos blancas, rapadas, frías y llorando de despecho ante los espectadores burlones. Cada sesión es, además, un momento de selección lleno de riesgos. Si por desgracia nos dejamos aturdir por el hambre o el olor, los perros están ahí para llamarnos al orden.
   Al final de la sesión nos tiran la ropa por encima de una pequeña barrera. Los trapos no son nunca de nuestra talla. Fuera, mientras esperamos a las demás, intentamos intercambiarlos entre nosotras. Es una operación que comporta riesgos, dadas las miradas de alambre de espino que nos rodean. En alguna ocasión salí victoriosa. Sin embargo, también alguna noche volví con vestido de cola y los pies enfundados en zapatos inmensos. Los organizadores de nuestra estancia se divertían viéndonos con esas pintas.
   En la paja de los barracones nos esperan nuestros pequeños huéspedes negros, blancos o bicolores. Nos guardan rencor por haberlos dejado solos tanto tiempo. Vuelven a nosotros con voluptuosidad.

LOS OJOS DE MEDUSA, Benjamín Barajas

0


BENJAMÍN BARAJAS, Los ojos de Medusa, Renacimiento, Sevilla, 2017, 76 páginas.

**********
Hiram Barrios es el responsable de prologar a uno de los aforistas mexicanos más destacados del presente.
**********
Quizá Voltaire sea uno de los primeros beatos del ateísmo. Sus obras literarias y de pensamiento nos dejan un hálito de religiosidad pura.
***
Bernardo de Balbuena inicia en México el estilo fastuoso, dramático y engolado, de gran prosapia hasta nuestros días.
***
La fama de los escritores mexicanos es inversamente proporcional a sus fobias y chovinismos.
***
Las obras de arte, grandes o pequeñas, son el vivo testimonio de los defectos de su creador.

GATO SIN DUEÑO, Tan Taigi

0


TAN TAIGI, Gato sin dueño, Satori, Gijón, 2017, 160 páginas.

**********
Tan Taigi, uno de los haijin más destacados de la literatura japonesa, se incorpora con este volumen a la magnífica colección "Maestros del Haiku" de la editorial Satori y su cuidada edición bilingüe: 70 poemas en traducción de Fernando Rodríguez-Izquierdo.
**********
















 太


hakikeru ga tsui ni wa hakazu ochiba kana


Iba a barrerlas
y acabé no barriéndolas:
las hojas secas.